Estamos viviendo unos momentos muy inestables debido a la crisis sanitaria del coronavirus (COVID-19), en eso estaremos todos de acuerdo.

Mascarillas, geles desinfectantes, pantallas de protección que eviten en la medida de lo posible la expansión de este maldito virus que nos tiene tan preocupados. Está a la orden del día cada vez que salimos por la puerta de casa. Además estamos abrumados por la cantidad de mensajes que nos impactan constantemente a través de los medios de comunicación.

Si bien es cierto que debemos hacer todo lo posible para su contención, cumpliendo con todas las medidas sanitarias recomendadas y obligado cumplimiento en nuestra vida y en nuestros negocios, debemos tener en cuenta cuál es la mejor estrategia para poder salir lo mejor posible de esta situación.

También es cierto que debemos adaptarnos a las circunstancias, de un modo u otro todos lo hemos tenido que hacer.

En primer lugar debemos preocuparnos por protegernos y proteger a los demás frente al contagio.

Mi pregunta es la siguiente ¿estás seguro que mostrando una imagen de tu negocio como si fuese Chernobyl es la mejor estrategia para atraer clientes? Está claro que hay que cumplir con las medidas sanitarias por la seguridad de nuestros clientes y también la nuestra, pero ¿hay que enfocarse en la inseguridad que produce esta situación?.

Tal vez el enfoque más adecuado debería mostrar tranquilidad y seguridad al comprarnos, sobre todo en comercios y negocios físicos.

Sé positivo

A continuación te ofrecemos una serie de consejos para mejorar el mensaje que llega a tu audiencia

1 Ofrece confianza

Que un cliente perciba confianza en tu negocio es uno de los factores que más te ayudarán a obtener ventas

2 No abrumes con protocolos a tus clientes

Estamos hartos de protocolos, debemos cumplirlos, pero el cliente no tiene ganas de aprenderse todos los protocolos de todos los sitios a los que puede ir. El protocolo del súper, el protocolo del dentista, el protocolo de la ferretería…. No hace falta. Cuando el cliente llegue a tu negocio ofrécele la información que necesita saber, no hace falta que lleve aprendidos de casa todos los protocolos de todos los sitios.

3 En tu negocio mantén todas las medidas sanitarias que correspondan

Cuando el cliente llegue a tu establecimiento que perciba que se cumplan todas las medidas sanitarias, que vea que las cumples todas y comprarte no supone un riesgo para su salud.

4 Muestra positivismo aunque te cueste

Haz un esfuerzo. Fuera dramas. Todos los tenemos y no hace falta que psicológicamente seamos más destructivos.

5 En tus comunicaciones de marketing

Ofrece tranquilidad y confianza. Muestra imagenes relacionadas con el producto o servicio que vendes y no caigas en el error de ofrecer imagenes desalentadoras.

Habla sobre los beneficios que tiene comprarte, cómo se sentirán al recibir tu producto o servicio.

Utiliza como mucho una imagen de las medidas adoptadas, en una única publicación (o ninguna), es suficiente. El resto de publicaciones deben ir relacionadas con tus beneficios.

 

Es cierto que estamos inmersos en toda esta desagradable situación, lo fácil es caer en el error de seguir hablando sobre lo mismo todo el tiempo, pero debemos tener en cuenta que los clientes lo que quieren es desconectar de ello. Cuando nos compran esperan recibir beneficios. Cuando visiten tu sitio web o tus redes sociales esperan encontrar información relacionada con lo que haces y vendes.

Si un cliente percibe que comprarte supone algún tipo de peligro lo único que provocará es un cierto rechazo y una dificultad para adquirir tu producto o servicio. Evítalo.

¿Cómo realizas las comunicaciones de tu negocio? ¿Las has adaptado?

 

Un artículo de Ferran Fernández